Architects of Air

Primero que nada, tengo que decirles dónde me ubico en estos momentos.
Estoy en la bellísima (y de momento calurosísima) ciudad de Guadalajara, Jalisco.
A principios de mes, se llevó a cabo por tercer año consecutivo la feria cirquera ZAPOPUM, un evento cultural de índole carnavalera donde puedes ir a ver gente contorsionarse, hacer actos de clowns y voladores al estilo Papantla que disque muy alemanes y europeos.
Pues resulta que mi primo (tiene un proyecto llamado Sondela donde hacen malabares y cositas animosas) se presentó en dicha feria y me invitó. Después de varios numeritos y vueltecillas por el lugar dijo que había algo que tenía que ver a la fuerza. Confiando en el buen gusto de mi primo lo seguí hasta llegar a una puerta inflable gigantesca. INFLABLE. ¿Se acuerdan de esos castillos, hongos, casitas inflables, que todavía existen, donde brincas y brincas y no te cansas porque rebotas y rebotas sin el mayor esfuerzo?
Pues bueno este lugar tenia tal pinta. Yo me quitaba los zapatos con la ilusión de rebotar 30 minutos sin parar (30 minutos es el máximo que puedes permanecer adentro de la estructura) hasta que ingresamos a una antesala YA ADENTRO DE LA COSA INFLABLE. Pues resulta que la estructura se llama Luminaria y es una estructura confeccionada artesanalmente, osea a mano, por ingleses. Hay tres modelos distintos de estructura, la que yo vi se llama Levity III; la cual está levantada exactamente bajo la misma premisa de los castillos inflables: aire y plástico. La diferencia es que esto es como un laberinto iluminado y las columnas que sostienen las mútiples cuevas y pasadizos están llenas de aire comprimido. El arquitecto de esta maravillosa enredadera se llama Allan Parkinson, también Inglés. Los tres modelos de esculturas, como ellos le llaman, dan la vuelta al mundo y se estacionan en una ciudad por unos cuantos días. Es realmente increíble. Mi aliado fotográfico, el celular, captó las imágenes y el videito que posteé previamente. Si algún día se topan con una luminaria, entren.
No van a rebotar mucho, pero no se van a arrepentir.

No comments yet.

Leave a Reply